Cuando pensabas que no te veía

 

Cuando pensabas que no te veía, te vi pegar mi primer dibujo al
refrigerador, e inmediatamente quise pintar otro.

             Cuando pensabas que no te veía, te vi arreglar y disponer de todo en nuestra casa para que fuese agradable vivir, pendiente de detalles, y entendí que las pequeñas cosas son las cosas especiales de la vida.

        Cuando pensabas que no te veía, te escuché pedirle a Dios y supe que existía un Dios al que le podría yo hablar y en quien confiar.

        Cuando pensabas que no te veía, te vi preocuparte por tus amigos sanos y enfermos y aprendí que todos debemos ayudarnos y cuidarnos unos a otros.

         Cuando pensabas que no te veía, te vi dar tu tiempo y dinero para ayudar a personas que no tienen nada y aprendí que aquellos que tienen algo deben compartirlo con quienes no tienen.

         Cuando pensabas que no te veía, te sentí darme un beso por la noche y me sentí amado y seguro.

        Cuando pensabas que no te veía, te vi atender la casa y a todos los que vivimos en ella y aprendí a cuidar lo que se nos da.

       Cuando pensabas que no te veía, vi como cumplías con tus responsabilidades aún cuando no te sentías bien, y aprendí que debo ser responsable cuando crezca.

          Cuando pensabas que no te veía, vi lágrimas salir de tus ojos y aprendí que algunas veces las cosas duelen, y que está bien llorar.

           Cuando pensabas que no te veía, vi que te importaba y quise ser todo lo que puedo llegar a ser.

        Cuando pensabas que no te veía, aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para ser una persona buena y productiva cuando crezca.

         Cuando pensabas que no te veía, te vi y quise decir: ¡Gracias por todas las cosas que vi, cuando pensabas que no te veía!

“Gracias: mamá, papá, hermano, hermana, amigos, abuelos,  etc…
por todas las cosas que aprendí cuando creías que no te veía”

“NO TE PREOCUPES SI CREES QUE TUS HIJOS NO TE ESCUCHAN…
TE OBSERVAN TODO EL DIA”.

                                                    Madre Teresa de Calcuta

 

4 comentarios to “Cuando pensabas que no te veía”

  1. elizabeth alamo espino Says:

    ola,pues no tengo el gusto de conocerla en persona a esta famosa medium pero si que me gustaria y espero poder lograrlo,creo que es fantastica por lo poco que la he visto,gracias

  2. JOSE IGNACIO Says:

    QUE BELLO, SOBRAN LAS PALABRAS, ! VISTE ¡, LOS ANGELES DEL CIELO NOS GUIAN, LOS ANGELES DE ACA NOS ENSEÑAIS. !!GRACIAS POR ESTA LECCION¡¡.

  3. vicky Says:

    Gracias Mayte, por tu bondad y lealtad…Eres un ser de Luz, que está cumpliendo su misión…ayudar a DESPERTAR LAS CONCIENCIAS…sigue con tu labor tan hermosa de AYUDA…Con tus mensajes me tocas el CORAZON…En los momentos bajos… entro en tu blog y me siento reconfortada…Gracias querida…mis bendiciones para tí

  4. isabel Says:

    Maravilloso, gracias Mayte por estar ahi, en este momento especial en mi vida… y en momentos en los que me siento tan vulnerable… me emociona leer frases tan profundas de la madre Teresa que fue, y sigue siendo su estela está entre nosotros… gracias, un fuerte abrazo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: